La importancia de certificar la seguridad de tu colegio

Muchas veces no nos damos cuenta de los peligros que nos rodean, porque asumimos que lo que funciona bien, es seguro. Nos pasa con nuestro coche, con los ascensores y también con la electricidad.

¿Alguna vez os habéis planteado que pasaría si en el colegio donde llevas a tus hijos hubiera un accidente eléctrico?¿ O qué tus alumnos están en riesgo?

Enseguida empezaríamos a pensar:


inspecciones colegios

Y efectivamente, así debe ser. Al igual que los vehículos pasan una ITV, los locales de pública concurrencia y en concreto los colegios, deben pasar una inspección de la instalación de su instalación eléctrica cada 5 años.

Estas inspecciones sirven para detectar todos aquellos problemas que generan un riesgo eléctrico para los usuarios del colegio.

A saber: – Riesgo de contacto directo: que un niño pueda acceder a un cable porque un enchufe este roto, o porque falte una tapa a una caja de empalmes
Riesgo de contacto indirecto: que se electrocuten cuando tocan algo que no debería tener electricidad pero ¡¡¡la tiene!!!. Por ejemplo una farola de un patio. ¡¡Cuántas veces hemos visto a los niños jugando con ellas!!
Riesgo de Incendio: si la batería de nuestro Smartphone se calienta cuando se carga, imaginaros cuanto se puede calentar cualquier otro aparato eléctrico o incluso los propios cables. Además existe un fenómeno eléctrico muy energético que todos conocemos, aunque no todos sabemos bien qué es: ¡El cortocircuito! Este fenómeno es capaz de generar temperaturas elevadísimas ¡¡en tiempos inferiores a un segundo!!
– Dificultad en la evacuación: cuando se va la luz y nos quedamos a oscuras, lo primero que pensamos es en conseguir algo que nos alumbre. En locales públicos, son las luces de emergencia. Estas funcionan con una batería, que con los años pierde sus propiedades. Nos pasa con la del móvil, ¿verdad? Pues a estas luces también. Imagina que eres un niño y tienes que salir a oscuras del cole por una emergencia…

salida de evacuación
Las instalaciones eléctricas están preparadas para evitar todos estos riesgos, pero como todo en la vida, se va degradando y si juntamos esto con la curiosidad infantil se multiplican las posibilidades de accidente.
Por eso es tan importante hacer la inspección de la instalación eléctrica. La misma situación sucede para garantizar la protección contra incendios y los sistemas de calefacción, que también tienen que pasar su respectiva inspección.

¡Anda! ¿Y quién es responsable de que dicha inspección se pase y de que se corrijan los problemas detectados? Pues al igual que con los coches, la responsabilidad es del Titular del Colegio. En ellos y en sus representantes, recae el cumplimiento de las obligaciones legales con respecto a las instalaciones, ya que son los responsables últimos de todo lo que pase en el colegio.

A ellos les corresponde llamar a un Organismo de Control Autorizado (OCA) que son las entidades que pueden realizar lasc
Estoy seguro de que más de uno está pensando que nadie les ha dicho nada sobre esto de las inspecciones reglamentarias. ¡Para eso estamos nosotros!
seguridad colegios